Sobre el Ayahuasca

Historia del Ayahuasca

La historia del ayahuasca se remonta a tiempos ancestrales, significando “soga que une el mundo de los vivos y muertos” en quechua. Este lenguaje se extiende en varios lugares de América del Sur: Perú, Ecuador, Colombia, parte de la Amazonia brasileña, Bolivia, norte de Argentina y norte de Chile. Es decir, el antiguo territorio del Imperio Inca.

El Ayahuasca o Yagé es una bebida usada por los pueblos indígenas de la Amazonía Latinoamericana como parte de un ritual de purificación. Es considerado un regalo de los dioses destinado a conducir a la humanidad a un renacimiento o regreso a sus orígenes. Los maestros sanadores o chamanes son los encargados de preparar el Ayahuasca, para lo cual utilizan plantas que solo se encuentran en la selva amazónica.

Para ellos, estas son plantas sagradas que transmiten sabiduría, además de tener propiedades altamente curativas. Diversas investigaciones consideran al ayahuasca como una herramienta que ayuda a quebrar las percepciones materiales, lo que permite a quienes lo usan obtener una visión diferente de la vida y lo que los rodea. Al tomar ayahuasca, las experiencias pueden ser intensas con una duración de cuatro a cinco horas desde el aspecto espiritual, emocional, mental y físico, a menudo culminando en claridad mental. Pueden presentarse las ganas de llorar, de reír o simplemente permanecer en un estado de contemplación, todo dependerá de la preparación, de la madurez mental, emocional y de la fortaleza física. Tomar Ayahuasca puede ser considerado como una suerte de exorcismo, como una liberación de todos nuestros fantasmas, y a su vez es considerado como una eficiente forma de medicina alternativa por varios expertos.

Composición

El DMT del Ayahuasca se obtiene por cocción de la liana llamada ayahuasca y las hojas de chacruna. La proporción de DMT es de 1%

Los componentes del Ayahuasca están basados en diferentes plantas que solo se pueden encontrar en la selva amazónica de Latinoamérica. Como ingrediente principal tenemos a la liana llamada Ayahuasca (Banisteriopsis caapi) la cual tiene propiedades curativas y terapéuticas para el tratamiento de enfermedades y males emocionales, y a las hojas de Chacruna (Psychotria viridis), un arbusto cuya propiedad psicoactiva es vitalizada por los componentes de la Ayahuasca.
A esta composición en algunas ocasiones se le agrega (a veces) también hojas de una planta conocida en la Amazonia como floripondio o toe e incluso hojas de coca.

Tanto la chacruna como el ayahuasca contienen dmt (dimetiltriptamina), un alcaloide con cualidades psicodélicas que se obtienen mediante la cocción de la planta.  Aunque esta contenga una fuerte composición psicoactiva, esta no puede ser considerada como una droga clásica de efectos negativos. Por el contrario, es esencial que su consumo no sea de forma recreativa. Una serie de estudios científicos han probado que los efectos de ayahuasca en el cuerpo humano no causan ningún tipo de toxicidad. Consumir ayahuasca de manera controlada no  genera ningún efecto secundario, adicción o síntoma de abstinencia, por el contrario, el dmt en ayahuasca funciona como catalizador para la reflexión.

Healing with Ayahuasca

Nuestros antepasados utilizaron todos los recursos naturales de los que disponían en su lugar de origen con fines no solo medicinales sino también para aprender la manera correcta de vivir, la manera correcta de interactuar con el mundo y sus dioses. En la actualidad se llama “enteógenos” (neologismo que significa Dios dentro de nosotros) a estos agentes producto de plantas con poder para permitirnos experimentar una vivencia subjetiva pero plena de vitalidad y con alcances muy marcados en la conducta y la manera de pensar nuevamente el mundo circundante. Si bien existen infinidad de enteógenos, no todos pueden ser usados libremente por cualquier persona, pues estos productos deben ser cuidadosamente supervisados por profesionales o por maestros en su uso. Las comunidades nativas en la amazonia peruana aprendieron a usarlos mediante los rituales de ayahuasca, aplicándolo como método de sanación desde tiempos ancestrales.

Ayahuasca ayuda a liberar emociones negativas que pueden haber ido acumulándose durante años y que permanecen ocultas, fuertemente arraigadas en el inconsciente (entre ellas traumas). Los efectos de la planta permiten al paciente tener una nueva perspectiva sobre todos los eventos de la vida, el origen de las emociones/pensamientos y los motivos de los distintos problemas que afronta cada persona. Con una visión objetiva (y muchas veces impactantes) sobre si mismo, uno puede descubrir el sentido del propósito y la paz, una vez más, en su vida.

Los rituales de Ayahuasca funcionan como tratamiento, esto quiere decir que puede ser necesaria más de una toma para lograr los efectos deseados. Cada ritual ofrece herramientas clave para una sanación espiritual y psicológica, y en ocasiones es el conjunto de todas estas herramientas las que permitirán que el paciente tenga una visión completa del panorama. El trabajo inicial consiste en purificar el cuerpo para así prepararlo para las siguientes fases. Esto es llamado como “la purga” en distintos lados de la Amazonía, y es de esperar fuertes efectos físicos (como vómitos) en modo de limpieza del cuerpo. A partir de esto, empieza la parte reflexiva, donde el paciente encontrará las respuestas mediante la introspección.

Seguridad con Ayahuasca

Ayahuasca nos lleva muy lejos en los mundos espirituales, en la profundidad de nuestra conciencia y por eso el tema más importante de la seguridad es un curandero, un chamán que dirige la ceremonia.

Beber ayahuasca es un asunto muy serio que requiere gran vigilancia y atención y adherencia estricta a ciertos principios y dieta.

Una dieta estricta (sin alcohol, carne, varios tipos de pescado, chocolate, queso azul, etc.) dura al menos 24 horas antes de la ceremonia y 24 horas después de la ceremonia.

Lo que normalmente no es tóxico para nosotros – por ejemplo alcohol o hongo contenido en algunos alimentos – se vuelve altamente tóxico. Las sustancias activas de la ayahuasca son los alcaloides indolares, además de la HARMINA (también llamada TELEPATINA) y también los alcaloides secundarios como la harmalina, la tetrahidroharmina y otros. Todos estos alcaloides están entre los así llamados  inhibidores de la MAO. Todas estas sustancias tienen indudablemente un efecto muy curativo en nuestro cuerpo, pero también lo hacen extremadamente sensible, y por lo tanto la dieta es necesaria.

El chamán tendría que conducir una breve conversación con cada participante y saber por qué esta persona viene a la ceremonia y lo que “solicita”. Otra parte muy importante del ritual es que el Maestro debe revisar su condición física y mental y la frecuencia cardíaca antes de entregar la ayahuasca. De acuerdo con esta información también debe elegir la cantidad de medicamento.

Siempre es importante conocer la composición de la medicina y para el primer conocimiento con la medicina es mejor encontrar una bebida preparada sólo de liana y chacruna.

En situaciones difíciles durante una ceremonia es importante mantener la respiración calmada, escuchar a su cuerpo y no opner a ninguno de sus procesos, como vómitos u otros tipos de purificación.

Por encima de todo, no se puede describir el camino de la seguridad, porque el fundamento real y el principal punto de seguridad es el chamán que elige un punto de poder seguro y limpio y su medicina debe crearse en muchas condiciones sagradas y también al trabajar con ustedes, como los participantes de la ceremonia.

El principal énfasis de la seguridad es puesto en un chamán.

Es importante evitar lugares y chamanes, para quienes la principal razón de trabajar con la medicina no es el dinero, de este lado amenece el peligro mayor. Las contraindicaciones de la medicina ayahuasca son la esquizofrenia, la epilepsia y las enfermedades somáticas severas, como la diabetes avanzada o la presión arterial alta y también para las personas con depresión severa o trastorno bipolar. La bebida tampoco es recomendable para las personas que toman antidepresivos, en particular los inhibidores de la MAO, porque la bebida psicoactiva contiene sustancias similares.

Send this to a friend